Los consejos que nunca seguiremos

Cada vez que una de tus amigas cae con un patán (o con uno en potencia) te escuchas a ti misma diciendo algo como esto:

“¿Pero por qué pensaste que iba a ser diferente? ¿Qué, de tooooodo lo que ha hecho, te hizo pensar que esta vez iba a ser diferente?”

Mientras analizas mentalmente si es momento de mandarla al psicólogo… o si ya de plano el caso es de psiquiatra porque no es posible que cada tipo con el que sale tenga una historia similar.

Hasta que estás sentada en el banco de los acusados. En el diván de tus amigas.

Todas somos las mejores consejeras… pero jamás pondremos en práctica lo que sale de nuestra boca. Parece que las mujeres tenemos un arsenal de consejos increíbles para sacar a tus amigas del hoyo pero cada vez que se trata de no caer en el hoyo, se nos olvidan.

La semana pasada estuve con una amiga a la que le rompieron su corazón… por enésima vez, el mismo tipo. La historia es la misma que hemos vivido todas: una se enamora de puras ilusiones.

Pero mientras me contaba su más reciente pelea yo pensaba “bueno pero ¿qué necesidad? ¿Por qué se sigue poniendo de tapete? ¿Por qué le pide perdón? ¿por qué le importa lo que él piense? ¿Por qué es tan considerada con sus sentimientos si a él claramente no le importa?”

Preguntas que por supuesto le hice y se transformaron en consejos… “No amiga, es que no te pongas de tapete, que te valga si se siente ofendido por tu comentario… ¡a él le vale gorro herirte!”

Es tan común el consejo que llegó un momento en que nos quedamos viendo la una a la otra recordando cómo, hacía no más de un mes, ella me estaba diciendo esas EXACTAS palabras por un tipo al que yo le llevo una manzana diaria.

Mi historia con el tipo es muy diferente… y a la vez la misma: me enamoré de puras ilusiones. Y hace cierto tiempo él me rompió mi corazón, de una forma totalmente distinta, pero a la vez igual: valiéndole gorro mi existencia.

Y en ese entonces mi amiga era la mejor consejera y mientras yo le contaba como este tipo estaba hablándole de amor a Bety la Fea, ella pensaba “¿Pero por qué te pones de tapete? ¿Por qué pensaste que iba a ser diferente?”

Seguramente esto les ha pasado en más de una ocasión… seguramente han estado sentadas en ambos lados del diván y mientras les toca ser las consejeras seguramente han pensado que estaban dando el mejor consejo del mundo.

Y sin duda debe haber sido así… nuestra intuición nunca falla. Si en el estómago sentías que el tipo no era correcto para tu amiga, ¡seguro no lo era! Pero también debes haber sentido que el tipo con el que tú sales no es el correcto. Y decidimos ignorarlo.

¿Qué tal si, la próxima vez, cuando se prendiera la señal de alarma, cuando estuviéramos a punto de caer en el hoy y nuestro estómago nos avisara que estamos por caernos y quemarnos y todo tipo de torturas, decidiéramos seguir el consejo que nosotras mismas le daríamos a nuestras amigas en la misma situación?

Porque yo siempre estaré a favor de vivir la vida y YOLO y besa muchos sapos y déjate llevar… pero una llega a una edad chicas, en que cada tropiezo con la misma piedra deja estragos horribles.

Una llega a una edad en la que se da cuenta de que hay historias que se puede evitar, que al final, el tiempo sola haciendo cosas interesantes será mejor invertido que el poco tiempo de calidad que un patán te puede dar.

¿Qué pasaría si, cuando estés a punto de hacer algo que sabes (porque todas sabemos) que sólo te va a traer problemas innecesarios, te aconsejaras a ti misma y siguieras tu consejo?

3 comentarios sobre “Los consejos que nunca seguiremos

  1. Hola Caro. Me encantan tus notas y son mis preferidas de actitud fem. Es como que yo lo pensara.
    Creo q a todas nos a pasado y coincindido a cierta edad somos mas sensatas; sin embargo a a veces la tentación nos gana 🙂
    Eve, Costa Rica.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hey, caro_saracho!

    Want to be Instagram popular?

    If you are like me, you’ve rummaged through Instagram, thinking “how do so many darn people on Instagram get so rich and famous”?

    Imagine: It’s the wee hours of the morning and you told yourself you’d hit the gym today.

    You spring up to check your phone.

    Flipping to Instagram.

    Wow, you think, Over 561 likes on one picture.

    Heading to the kitchen, you put the kettle on for some tea and glance at your Instagram while you wait.

    Bam! Another 63 likes.

    Buzz—a message pops into your inbox from a follower. They are asking you for advice on how you manage your food, and are congratulating you on your third month of hitting the gym.

    A smirk appears on your face as you read another message. This person emailed you to let you know she loves your posts.

    As you sip your tea, you start typing up your response. But then your cell buzzes.

    Hmmm, ANOTHER message. You close your phone and throw it in the bag. Time for the gym.
    Let’s stop the simulation there. People have a hard time achieving what they want in life. People can hardly force themselves to eat a good breakfast.

    My job is to take people from Instagram no one to Insta-celebrity. (It sounds stupid, but results don’t lie.)

    Imagine if you could raise your popularity by 100%, or 1000%?

    Truth is, it’s not the most complicated thing in the world to get more. For example, all the old pros use our website.

    Automagically see tons of likes on your images just minutes after posting.

    The “Top Post” section, all of a sudden, doesn’t seem that far away.

    This is all great, but you’ve actually got to put in the work to make it happen. OK, you got me, it is not real work.
    1. Visit https://rhymbo.press
    2. Put your Instagram username.
    3. The three pictures you uploaded last will receive 10 – 15 likes. Just like that.

    Being a regular on that page will increase your growth 10x, easy. You know where the answer to fame is. Now reach for it. Are you ready?

    Happy image-uploading.

    Me gusta

¡Cuéntame si te ha pasado!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s